El origen del Dominó, un curioso camino de cientos de años